Grupo de Estudio sobre "Intimidad" 2017

Coordina: Javier García

Este Grupo de Estudio coordinado por el Dr. Javier García funcionará en el segundo semestre a partir de agosto.
Días de reunión: primeros y terceros lunes. Horario: 10 a 11:30 hs. En este semestre se comenzarán a trabajar los conceptos de Represión originaria, Desmentida y gran Otro. Los interesados se pueden comunicar directamente con el coordinador.
 

Días de reunión: primer y tercer lunes de cada mes, de 10 a 11:15 o 11:30 hs.
Primera reunión del grupo: lunes 3 de abril. Segunda reunión: luego viene semana de Turismo y volveremos a reunirnos el lunes 17 de abril.

Quienes deseen integrarse deberán enviar un mail confirmando al correo de Javier García: jgarciacast@gmail.com

A propósito del tema de nuestro próximo congreso de la API en Bs As la propuesta es realizar algunas reuniones -alrededor de 6- los días lunes a las 10 hs para leer, pensar e intercambiar sobre algunas vertientes posibles de abordaje de este tema.

La palabra “intimidad” y la idea de “íntimo” remiten a la de interioridad. Del latín “intus” dentro, interno o reservado. En oposición a público y externo. Se trata entonces de un concepto que encierra la complejidad de las nociones de adentro-afuera y la fuerza de la vivencia de lo interior o íntimo.

Hoy la permeabilidad y borramiento de límites entre lo privado y lo público aparece como pérdida de intimidad. De alguna manera se hace “natural” pensar que la idea de intimidad ha existido siempre como característica humana y se podría estar perdiendo. Pero en realidad esta idea es una adquisición que viene fuertemente con la burguesía y la idea de posesión, especialmente a partir de la familia burguesa. La propiedad privada en especial y el lugar del hombre y la mujer en la sociedad y en la familia. En épocas anteriores (en el Medioevo por ejemplo) las casas no disponían de privacidad en su interior para quienes la habitaban. Es recién después de la Revolución industrial y la aparición de la burguesía europea del siglo XVIII que esta idea de lo privado aparece con fuerza; la habitación propia, el espacio reflexivo de la escritura privada como los diarios íntimos, por ejemplo. Lo cual nos indica que la idea misma de intimidad surge desde una construcción cultural y cambia con ella.

En el psicoanálisis, desde sus inicios pre-analíticos, se dispuso de ideas de una interioridad desconocida y determinante de efectos psíquicos a partir de una exterioridad interiorizada. La teoría de la seducción traumática hablaba de la sexualidad de un adulto perverso introducida en el psiquismo inocente del niño como un cuerpo extraño interno. Luego será la teoría pulsional, la sexualidad infantil reprimida, las fantasías inconscientes, es decir: lo inconsciente vivido como ajeno-exterior que habitaba al sujeto. Esto es, como algo exterior-interior, propio-íntimo y desconocido a la vez. Lo mismo sucede con el concepto de lo "unheimlich", algo a la vez familiar y desconocido, podríamos decir a la vez ajeno e íntimo. En otro nivel también disponemos de un concepto muy importante como el de “identificación” que implica, en sus distintas acepciones, esta constitución subjetiva y del sujeto como consecuencia de la relación con los otros y del Otro. También en la teoría psicoanalítica, en la metapsicología, la idea de tópica psíquica, algo inconsciente tapado, reprimido, genera la idea de interioridad-intimidad -dentro fuera- pero con el agregado original del psicoanálisis que eso tan íntimo es justamente lo que no se conoce y que, muchas veces, lo vemos venir como algo exterior que sucede como acto, síntoma, experiencia con los otros.

El término creado por Jacques Lacan: "extimidad" (extimité), que cambia el prefijo IN por el prefijo EX en la palabra "intimidad", es un neologismo que usa en su Seminario sobre la ética del psicoanálisis de 1958. Jacques-Alain Miller desarrolló este concepto en un curso dictado en 1985 luego publicado con el título "Extimidad" como libro en 2010 (Ed. Paidós). Claramente cuestiona la diferencia adentro-afuera.

Dice Lacan: "...lo más íntimo justamente es lo que estoy constreñido a no poder reconocer más que afuera". La oposición interior-exterior, mundo interno-mundo externo, es imaginaria. Lo más íntimo es externo. Esto puede formularse también como Freud conceptualizó "lo unheimlich".

La proyección en imagen de la superficie del cuerpo propio pero tomado como otro cuerpo, esta es la idea de Freud -en El yo y el ello- sobre el Yo como Yo cuerpo. En Lacan, en El estadio del espejo (1949) es desde la imagen especular o de otro, desde donde se construye el Yo, en alienación.

Lacan inventó este neologismo "extimidad" para dar cuenta de esa paradoja. Lo "éxtimo" no es lo opuesto a lo íntimo sino que lo constituye.

La idea es recorrer entre textos estos nudos que hablan de nociones y cambios culturales así como de formas de pensar el funcionamiento psíquico, en la medida que estos caminos permiten abrir otros. Los cambios en las nociones de adentro-afuera, íntimo-público nos requieren cambios de lecturas posibles de esas interioridades en sus escrituras sociales, esto es, cómo las sexualidades se escriben en nuevos textos y quizás nos interpele en las formas que adquiere la transferencia y las variaciones de encuadres.

Para ello se propone la lectura de "Lo íntimo. Lejos del ruidoso amor" del sinólogo y profesor en Letras, François Jullien (Ed. El cuenco de plata, El Ateneo, Bs As, marzo de 2016); el texto de J. A. Miller "Extimidad" (Ed. Paidós; Bs As, 1a. ed. 2010), “La revuelta íntima”, Julia Kristeva (Eudeba, 2001) y un breve texto presentando recientemente en el Simposio de APA: "Leer la intimidad en los diferentes relatos que se producen en cada época. Lo íntimo en lo éxtimo, o en los bordes entre la luz y la sombra", J. García.

ADDENDA

Como el concepto “intimidad” es amplio y no tiene especificidad en el psicoanálisis y, al mismo tiempo, el número de reuniones será pequeño, bosquejaré dos zonas de trabajo del mismo. UNA referida a cómo podríamos leerlo desde el psicoanálisis, sus ideas de exterior interiorizado y desconocido a la vez pero que produce efectos, conflicto interno entre deseos y defensas también desconocidos pero plenos de efectos y afectos, una zona que no implica solo las pulsiones, el ello o el inconsciente de la primera tópica, sino también todo el desarrollo de la segunda tópica y el otro, en su versión de pequeño otro y de Otro. Para ello podremos recurrir de los conceptos de Freud referidos, Lacan y Miller, Kristeva, de acuerdo a las referencias incluidas. La idea es que estas lecturas y concepto nos permitan pensar los cambios de la subjetividad y la idea de intimidad en nuestra época, en diferentes culturas, en los discursos de los pacientes, en el tipo de relaciones inter-subjetivas y sus efectos afectivos. Estas variaciones nos interpelan nuestra escucha, nuestro entendimiento, nuestros encuadres y las formas de intervenir, por lo que merece nuestra atención crítica.

OTRA referida a un problema que siempre existió pero que tiene una actualidad muy fuerte y descarnada que es el de la exclusión del diferente, los nacionalismos, racismos, exterminios y su relación con la constitución de lo ajeno y lo propio, lo extraño y lo íntimo, en un juego de irrealidades que se hacen lo más real. Refiero para ello un texto de Slavoj Zizek, “Nunca tuvimos lo que el inmigrante nos robó”, tomado de “La permanencia en lo negativo”, ediciones Godot. (Preguntar los viernes en stand de América Latina en APU). Pienso que la lectura y discusión crítica de estos problemas de tanta actualidad para la humanidad nos permitirán repensar nuestras ideas y dispositivos de trabajo, así como la noción de sujeto y de Otro.

Lecturas:  Julia Kristeva, Javier García